¿Las escuelas matan la creatividad?

Una gran lección de Sir Ken Robinson.

CREATIVIDAD PUBLICITARIA TED

Javidea

1/26/2022 2 min read

“EL COLEGIO ACABA CON LA CREATIVIDAD”
— Ken Robinson.

He tenido la oportunidad de ver un vídeo en TED (Technology, Entertainment, Design), sobre el discurso de Sir Ken Robinson en torno al lema ¿Las escuelas matan la creatividad?

☞ Os invito a que veáis la charla TED subtitulada en español aquí: http://JAVIDEA.academy/001_1

Me ha resultado muy interesante, tanto por la coherencia de sus argumentos como por los ejemplos clarificadores que dan respuesta a toda una serie de interrogantes planteados actualmente, sobre los caminos que sigue la educación.

En sintonía con lo que comentaba Robinson, creo que las escuelas modelan a los alumnos; yo diría que fabrican personas muy similares, aptas para sobrevivir en la sociedad creando la menor cantidad de problemas posibles. Tanto la escuela a la que asistí (de la que no guardo muy buen recuerdo) como las actuales, están enfocadas a los resultados más que a los procesos. Se busca la perfección, es decir, el resultado en lugar de la exploración, la experimentación, el conocimiento sensorial y el desarrollo creativo.

Me ha parecido muy significativo el comentario sobre la creatividad, tan presente en los niños por el hecho de no tener miedo a equivocarse (algo que a la mayoría de los adultos nos aterra); así descubren el mundo, crean originales conexiones a partir de sus conocimientos y experiencias, que a menudo nos asombran. Sin embargo, en la familia, en la escuela y, en la sociedad en general se “castiga” de diversas formas al que yerra, de este modo se va mermando esa capacidad creativa. Con la excusa de que la educación debe tener una finalidad utilitaria y orientada al trabajo, los aprendizajes se centran en las materias de matemáticas y lengua (que posteriormente encasillan al niño como alumno de ciencias o alumno de letras, con el agravio de que si eres de ciencias no puedes ser de letras y viceversa). Es curioso que en todos los sistemas educativos, de cualquier parte del planeta, se de este efecto. Las materias menos valoradas en todos estos sistemas son las artes, sobre todo la danza y la dramatización.

Un ejemplo práctico, ha sido el relato de la experiencia de Gillian Lynne, coreógrafa de Cats o de The Phantom of the Opera; Robinson cuenta cómo durante una entrevista a Lynne, ésta le explicó la forma en que llegó a ser bailarina y a su vez multimillonaria.

A partir de este caso, se me viene a la cabeza la cantidad de personas que no habrán tenido la suerte de Lynne y vivirán ocupadas sencillamente haciendo lo que deben de hacer (para lo que se les ha preparado), y no lo que realmente les apasiona. Muestra como la escuela era, y en muchos casos sigue siendo, unidireccional. No se intenta conocer al alumno, ayudarle a sacar partido a sus aptitudes y/o talentos (como dice Robinson, “sentirse en su elemento”), conocer sus inquietudes, sino que se le da una forma, más o menos cuadrada, para que encaje con los demás.

Respecto a los alumnos con TDAH, ahora ya se le ha puesto nombre, pero ¿cómo se convive en el aula? ¿y en casa? En ambos lugares representan un elemento perturbador, que gracias a la medicación es un poco más controlable e interfiere menos en el desarrollo normal tanto del aula como de la vida familiar. Y después, ¿qué pasa cuándo los alumnos con TDAH llegan a la adolescencia? ¿hasta qué punto su futuro está ya comprometido?

☞ INFORMACIÓN | Sir KenRobinson:
☛ Facebook: https://facebook.com/SirKenRobinson
Twitter: https://twitter.com/SirKenRobinson
YouTube: https://youtube.com/SirKenRobinson

Sir Ken Robinson